Page 10 - rendibu2020
P. 10

10                                                                                                                               Domingo 06.12.20               Domingo 06.12.20                                                                                                                               11
                                                                                                                                                                        LA VERDAD
                                                                                                                                              LA VERDAD



           AYER FUE 2021.                                                                                             Alba B. Corral y Tutu.



           NUNCA EL FUTURO                                                                                          Las fachadas del Auditorio                                l oso es polar. El frío es-

                                                                                                                    regional y del Anexo
                                                                                                                                                                              taba allí pero era peque-
           FUE TAN DESEADO                                                                                          cobraron vida animada                               E ñito y cobarde en compa-
                                                                                                                    en un experiencia sonora
                                                                                                                                                                        ración al espíritu del Rendibú.
                                                                                                                                                                        Teníamos todos tantas ganas de
                                                                                          CAROLINA                  y visual sobrecogedora                              estar allí, de formar parte de
                                                                                              PARRA                                                                     aquello que, si hubiese venido
                                                                                                                                                                        la lluvia, nos habría parecido bien.
                                                                                                                                                                        El espíritu del oso se apoderó de
                                                                                                                                                                        los 250 que el viernes hicimos
                                                                                                                                                                        frente a todo para estar en la gran
                                                                                                                                                                        fiesta. Éramos 250  amigos con-
                                                                                                                                                                        tra la climatología, contra el mie-
                                                                                                                                                                        do, contra el desánimo. Nos re-
                                                                                                                                                                        cibía la frase ‘Qué te detiene’.
                                                                                                                                                                        Éramos 250 osos feroces devo-
                                                                                                                                                                        rando la modernidad en la ex-
                                                                                                                                                                        planada del Auditorio regional.
                                                                                                                                                                          Cuando una va al Rendibú sabe
                                                                                                                                                                        que será sorprendida, pero este
                                                                                                                                                                        año el que se pudiese hacer ya
                                                                                                                                                                        era una sorpresa, aunque la ca-
                                                                                                                                                                        pacidad de organización de José
                                                                                                                                                                        Manuel Jiménez Romera y su
                                                                                                                                                                        amor por Rendibú tampoco era
                                                                                                                                                                        nuevo. Al raso. La mañana llo-
                                                                                                                                                                        viendo. Viento. Todo estaba en

                                                                                                                                                                        contra, pero los osos somos muy                                                                                       Proyecciones envolventes.
                                                                                                                                                                        osados y ayer todo enemigo nos                                                                                        Las fachadas del Auditorio Regional
                                                                                                                                                                        parecía pequeño si podíamos                                                                                           y del Anexo fueron soportes para
                                                                                                                                                                        vernos las caras con estas masca-                                                                                     este viaje sensorial.   MARTINEZ BUESO
                                                                                                                                                                        rillas que tan bien nos sientan.
                                                                                                                                                                        Queríamos disfrutar de la crea-

                                                                                                                                                                        ción actual, la que viene trayén-                                                                                     Creación con códigos.
                                                                                                                                                                        donos cada año Rendibú.                                                                                               Las artistas catalanas generan
                                                                                                                                                                          Anoche, en un Rendibú de mu-                                                                                        una suerte de pintura a partir
                                                                                                                                                                        jeres, vimos a dos artistas muy                                                                                       de una mezcla de matemáticas
                                                                                                                                                                        poderosas sobre el escenario                                                                                          y arte.   GUILLERMO CARRIÓN
                                                                                                                                                                        principal: Alba G. Corral y Tutu,
                                                                                                                                                                        dos creadoras con líneas de tra-
                                                                                                                                                                        bajo e investigación diferencia-
                                                                                                                                                                        das, en el caso de Alba vincula-
                                                                                                                                                                        das a la imagen a través del ‘live
                                                                                                                                                                        coding’, codificación en vivo, y                                                                                      da por Wörringer. Hubo el vier-
                                                                                                                                                                        en el caso de Tutu como dj y ‘re-                                                                                     nes algo de esa esencia casi mís-
                                                                                                                                                                        colectora’ de sonidos para con-                                                                                       tica de la abstracción, algo de un
                                                                                                                                                                        tar historias y vivencias. Alba y                                                                                     purovisualismo 2.0 capaz de lo-
                                                                                                                                                                        Tutu, después de una primera                                                                                          grar lo que hace más de un siglo
                                                                                                                                                                        colaboración con una pieza den-                                                                                       quiso la pintura y dejó a medio.
                                                                                                                                                                        tro de ‘Gameplay’ en el CCCB                                                                                          La materialización de ese efec-
                                                                                                                                                                        Centro de Cultura Contemporá-                                                                                         to de total evasión era esta per-
                                                                                                                                                                        nea de Barcelona, que fue ger-                                                                                        formance que se convertía en
                                                                                                                                                                        men de asociaciones posterio-                                                                                         determinado momento en arte
                                                                                                                                                                        res, llegan al Rendibú con                                                                                            total, calando en todos los sen-
                                                                                                                                                                        ‘Història d’un vol ras’. Nos su-                                                                                      tidos en una noche en la que los
                                                                                                                                                                        mergieron en una experiencia                                                                                          factores climáticos ayudaron a
                                                                                                                                                                        de treinta minutos en la que mez-                                                                                     extremar la sensibilidad de es-
                                                                                                                                                                        claron los paisajes visuales de                                                                                       pectadores capaces de conectar
                                                                                                                                                                        Alba, integrando código y dibu-                                                                                       con este proyecto tan bien tren-
                                                                                                                                                                        jo en tiempo real, generando for-                                                                                     zado, una exhibición de capaci-
                                                                                                                                                                        mas que van de la más pura abs-                                                                                       dad técnica y conocimiento de
                                                                                                                                                                        tracción a inquietantes paisajes                                                                                      la psicología de la percepción.
                                                                                                                                                                        naturales, con la sesión de Tutu,   público ordenadamente senta-  y la tensión emocional. Es una  máticas y arte que genera una
                                                                                                                                                                        que como amante de la fotogra-  do por parejas. En la fachada del   paradoja hablar de sentimien-  suerte de pintura. La combina-  Sorpresa
                                                                                                                                                                        fía y la naturaleza incorpora so-  Anexo teníamos el segundo foco,   tos cuando las imágenes de Alba   ción de esas imágenes con el  Alba G. Corral y Tutu, asiduas
                                                                                                                                                                        nidos que nos llevan a ella, en in-  pero era en la fachada del Audi-  G. Corral se generan modifican-  «capa sobre capa» tan represen-  de importantes festivales como
                                                                                                                                                                        finidad de capas, loops y filtros   torio donde presenciamos una  do algoritmos, dibujando con có-  tativo de las sesiones de Tutu en   Sónar, Dekmantel, Unsound, Eu-
                                                                                                                                                                        que caracterizan sus composi-  imagen inolvidable en su brutal   digos, en una mezcla de mate-  sus set –en los que utiliza can-  fónic, L.E.V…, consiguieron sor-
                                                                                                                                                                        ciones, en una sesión en la que   fuerza y dimensión. La fachada                         ciones, sonidos o grabaciones  prendernos y elevarnos, nos sen-
                                                                                                                                                                        techno, acid, tribal, trance, psi-  cobró vida animada en un des-                        de la naturaleza en diferentes  timos en otro tiempo. En un mo-
                                                                                                                                                                        codelia o house tuvieron cabida.    pliegue de 35.000 lúmenes, que                       estratos– es perfecta.       mento dado pensé estar en uno
                                                                                                                                        Creación en vivo.                 Sentados en nuestros círculos   hacía real esta experiencia so- Toda una exhibición      Todo, de alguna extraña y leja-  de aquellos festivales de 2019,
                                                                                                                                       Tutu y Alba G. Corral            de seguridad girábamos las si-  nora y visual tan sobrecogedora.    de capacidad técnica    na manera, remitía a la idea que   pero no: estábamos ya en 2021,
                                                                                                                                      desarrollan en directo            llas para encarar los tres espa-  Como nos tiene acostumbra-                             subyace en dos ensayos de Kan-  vivíamos un futuro que todos
                                                                                                                                     la música y los visuales           cios. En el escenario principal  dos el Rendibú, ‘Història d’un  y conocimiento          dinsky: «Punto y línea sobre el  deseamos y necesitamos. Ese
                                                                                                                                        de su espectáculo.              vivíamos la potente imagen de  vol ras’, fue un evento inmersi-  de la psicología        plano» y «De lo espiritual en el  futuro nos lo trajo la noche del
                                                                                                                                       GUILLERMO CARRIÓN/ AGM           ellas enfrentadas en sus mesas,   vo, que llevó al público a un via-                     arte», incluso a la lejana idea de   viernes el Rendibú.
                                                                                                                                                                        produciendo en directo ante un   je sensorial entre la contención   de la percepción     abstracción y empatía enuncia-  ¡Gracias, oso!
   5   6   7   8   9   10   11   12